Historias de Gatos - Bosque de Noruega
 

Principal
Contacto
Galeria de fotos
Leyes gatunas
Maternidad: mi gata va a ser mamá
Gatitos huérfanos
Madurez felina: los gatitos se transforman en gatos
Razas
=> Siames
=> Angora
=> Persa
=> Bosque de Noruega
Iniciar sesion
Salud del minino
Comportamiento
Otras cosas
Articulos

Gato de los Bosques de Noruega

El origen de estos hermosos gatos parece estar en los
frios bosques de Noruega.
Hay cuentos nórdicos en los que aparece constantemente, en la mitología escandinava ocupan un destacado lugar y según las leyendas son los gatos elegidos por las hadas.

Esta raza de gatos acompañaba a los vikingos en sus largas travesías controlando las ratas en las bodegas de sus drakkars (barcos vikingos).
Recién en la década de 1930 los noruegos comenzaron a criar la raza y a fijar estándares al respecto. En la década de los setenta se estipuló el estándar actual, basándose en un minino llamado “Pans Trulls”, como prototipo de Norsk Skogkatt, termino que significa literalmente gato del bosque.

Características:

El Gato de los Bosques de Noruega es grande, musculoso, de patas altas, lo que le ayuda a estar lejos de la nieve; las patas traseras son algo más altas que las delanteras. Es ancho de hombros y tiene una cola muy larga, que al medirla debe llegar hasta la nuca.

Su cabeza es triangular, con orejas grandes abiertas y situadas altas. Tiene ojos ovalados y oblicuos. Las orejas del Bosque de Noruega están adornadas con copiosos penachos y plumetís (como los linces).

En ocasiones nacen hijos desprovistos de estas características aunque los dos progenitores los tengan.

Los Bosques de Noruega tienen un pelaje hermoso y espectacular, es
semilargo y abundante, con subpelo lanoso y más largo en el collar,
lomo, costados y en su llamativa cola, que mueve airosamente
mostrándonos su estado de ánimo. Además el pelaje de sus patas simula unos graciosos pantalones abombados.

Su pelaje tiene tantos colores como la naturaleza ofrece, exceptuando los colores lila, chocolate y las marcas tipo color-point (al estilo de los siameses).

Asimismo, se aceptan todos los colores de los ojos, independientemente del color del pelaje.

En todas sus variedades es elegante, con una mirada alerta y dulce a la vez atenta.

Cuando hablamos del Bosque de Noruega hablamos de un gato absolutamente natural. La naturaleza ha ido seleccionando los
ejemplares más fuertes desechando los débiles incapaces de sobrevivir en un clima tan duro como el nórdico.

Nunca ha sido cruzado con otras razas y los criadores han sido siempre muy prudentes evitando en lo posible la consanguinidad. De esta manera nos encontramos con un gato que conserva toda su pureza, es rápido, precavido, e impone cierto respeto la primera vez que se ve, es decir conserva muchas de las características de los gatos salvajes de los que desciende.

Cuidados:

El Bosque de Noruega es fácil de cuidar. Su pelaje suave y brillante, impermeable para poder soportar las nieves de Noruega, desaparece al llegar la primavera, para reaparecer con el otoño y con cada invierno se hará más espléndido.

Sólo al tercer o cuarto invierno el pelaje se manifiesta en toda su belleza, sobre todo el collar (tipo melena de león) que entonces habrá adquirido su espesura y tamaño definitivo.

Normalmente no suele haber complicaciones en su cría, las camadas varían en cantidad, seis o siete es normal, pero también dos o tres. Los cachorros son inquietos, juguetones y aprenden rápidamente las artes de la caza.

Conservan muchas características atávicas, una de ellas es muy graciosa: los gatitos cuando se acercan a beber, golpean el agua con sus patas con la intención de romper el hielo, cosa que han estado haciendo durante siglos en los helados arroyos noruegos.

Hoy habia 1 visitantes (21 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=