Historias de Gatos - Comportamientos extraños
 

Principal
Contacto
Galeria de fotos
Leyes gatunas
Maternidad: mi gata va a ser mamá
Gatitos huérfanos
Madurez felina: los gatitos se transforman en gatos
Razas
Iniciar sesion
Salud del minino
Comportamiento
=> Comportamientos extraños
=> Comportamiento social
=> Gatos pequeños
=> Territorio
=> Viajar en avion con el gato
Otras cosas
Articulos

Comportamientos extraños en el gato adulto

Los gatos adultos forman su carácter según el ambiente y las reglas que se le han impuesto a medida que crecen. Por lo tanto si de un día para su mascota ya adulta cambia su comportamiento habitual es probable que se deba a que alguna situación cambió su rutina.
Es fácil determinar la razón de ciertos comportamientos anormales, por ejemplo cuando lo hemos “abandonado” en vacaciones, un cambio en su alimentación, el período de celo, etc, pero hay situaciones en que la causa es más difícil de detectar y los comportamientos anormales pueden llegar a causar problemas en la convivencia diaria.

En estos casos lo mejor es llevar a nuestra mascota al Veterinario quien determinará si el gato necesita un tratamiento o ver a un especialista. Debemos tener en cuenta que muchos comportamientos anormales se deben a dolencias físicas no siempre detectables a simple vista.
Hay que considerar también que el período de celo y el embarazo en las gatas hacen a los mininos comportarse, según nuestro punto de vista, de forma extraña y molesta.

El gato: animal independiente

Hay que tener en cuenta que a los gatos les encanta tener sus momentos a solas, como cuando salen de paseo o se instalan al sol a dormir, por ello no es recomendable forzar a animal a jugar o querer acariciarlo cuando no está dispuesto a ello ya que lo más probable es que nos arañe o muerda.
Los gatos saben como llamar nuestra atención y mostrarnos lo que quieren y cuando quieren, sólo tenemos que estar atentos y saber “escucharlos”.
Aunque por lo general el gato es un animal solitario eso no quiere decir que a todos ellos les guste estar solos. Algunos prefieren estar acompañados y por ello, siempre y cuando se pueda, es bueno tener un par o más de gatos que se harán mutua compañía.
Por otra parte, existen gatos solitarios que se apegan estrechamente a su gente y no quieren compartirla con nadie y en este caso sería una mala idea traer otro gato a casa.

Como perros y gatos

Es común suponer que gatos y perros no pueden llevarse bien, tal como lo señaala el dicho: se llevan como perros y gatos”.
Esto se debe a que gatos y perros tienen diferentes códigos de comportamiento y si no han socializado desde pequeños con la otra especie es casi imposible que lleguen a comprenderse o tan sólo a soportarse.
Si bien esta es la regla general, son muchos los casos en que perros y gatos se llevan bien y se quieren y acompañan, aunque no se hayan criado juntos.
Los casos en que ambos animales son adoptados después de vivir una vida dura o en los que uno de los dos, ya adulto, llega a vivir a un hogar con una mascota de corta edad son buenos ejemplos, pero lo más conveniente según los expertos es acostumbrar a los perros y gatos a convivir desde pequeños y si piensa en llevar un gato joven al lado de un perro adulto solo resultará si el perro es manso y bien educado.
Debemos consideran también que los perros de caza o las razas de perros guardianes no toleran muy bien a los gatos por lo que debemos tener cuidado.

 

Hoy habia 1 visitantes (14 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=