Historias de Gatos - Contacto con crías
 

Principal
Contacto
Galeria de fotos
Leyes gatunas
Maternidad: mi gata va a ser mamá
Gatitos huérfanos
=> Temperatura
=> Contacto con crías
=> Alimentación
Madurez felina: los gatitos se transforman en gatos
Razas
Iniciar sesion
Salud del minino
Comportamiento
Otras cosas
Articulos

Necesidad de contacto

Las crías huérfanas a menudo satisfacen sus necesidades de contacto y cercanía con la madre, mamándose y lamiendose entre ellos.
Para prevenir lesiones en la piel, y si esta actitud es muy marcada, es aconsejable separarlos, aun cuando de este modo se disminuye la temperatura y humedad de su entorno y la estimulación social mutua.
Esa ultima necesidad puede suplirse manipulando en forma breve pero regular a los animalitos (acariciándolos suavemente).
Si el gatito no recibe estimulación social se tornará agresivo, tímido, huraño y no se desarrollara su sentido de exploración.
Debemos considerar que el contacto con sus hermanos puede compensar la ausencia de la madre. Por lo tanto, es preciso determinar si los beneficios de la separación justifican los posibles trastornos conductuales.
Los gatitos adquieren inmunidad pasiva a través del calostro (la primera leche de la gata) y a través de la leche materna. Si es posible, los recién nacidos deben recibir calostro o leche en las primeras 12 a 16 horas de vida.
En los huérfanos el peligro de infecciones aumenta, de modo que la higiene es fundamental.
No deben exponerse a animales adultos (perros u otros gatos) ni agruparse con otras crías.
Todos los utensilios utilizados en el aseo y alimentación de los gatitos deben mantenerse muy limpios, pero sin utilizar productos muy fuertes para la desinfección. Quienes cuidan a los pequeños deben lavarse bien las manos antes de manipularlos.
La micción y la defecación voluntaria solo se logran a partir de las 3 semanas. Hasta ese momento dependen de la madre quien activa el reflejo correspondiente. Los cuidadores deben estimular a los gatitos, después de alimentarlos, frotando con suavidad la región anal con un algodón o un paño humedecido.
Si esto no se realiza los gatitos no defecarán ni orinarán en forma autónoma, pudiendo enfermar gravemente.
Antes de tomar la decisión de separar a la madre de las crias, un Veterinario deberá determinar las causas del abandono y si es posible reintegrar a los gatitos junto a la gata. El abandono puede deberse a malformaciones de los gatitos, hipotermia (frio excesivo), mala alimentacion de la gata, stress, deshidratación, madres primerizas, etc.
Sólo el Veterinario esta capacitadado para determinar que acción hay que seguir en cada caso de abandono.

Hoy habia 1 visitantes (53 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=