Historias de Gatos - Gatos pequeños
 

Principal
Contacto
Galeria de fotos
Leyes gatunas
Maternidad: mi gata va a ser mamá
Gatitos huérfanos
Madurez felina: los gatitos se transforman en gatos
Razas
Iniciar sesion
Salud del minino
Comportamiento
=> Comportamientos extraños
=> Comportamiento social
=> Gatos pequeños
=> Territorio
=> Viajar en avion con el gato
Otras cosas
Articulos

Malos comportamientos en gatitos pequeños

Los gatitos pequeños pueden parecer muy agresivos ya que arañan y muerden cuando jugamos con ellos, pero no hay que preocuparse por ese comportamiento ya que este es el modo habitual de su juego.

En general se trata de actitudes felinas inofensivas, el gatito practica sus habilidades de cazador a través del juego. No muerde para hacer daño, sólo marca con los dientes, los que al ser tan afilados nos asustan, pero la presión que ejercen es suave así que es más el susto que el daño causado.

Otro comportamiento típico de los mininos, sobre todo los pequeños, es afilarse las garras en nuestros sillones y dejarlos llenos de marcas.
En este caso es muy mala idea cortarle las uñas al gatito ya que al tenerlas cortas buscará con más ansias afilárselas. Además sus uñas son su defensa y si se las cortamos quedará expuesto a muchos problemas y a accidentes como caídas al no tener garras con las cuales sujetarse.

La sugerencia es buscarle algo viejo y grueso (un trozo de género, un cojín viejo ) y colocarlo como esquinero en posición vertical en un sitio donde esté habitualmente para que se acostumbre a usarlo. En las tiendas veterinarias venden artículos especialmente diseñados para esta función, que en la mayoría de los casos son del agrado del pequeño.

Los gatitos no saben que su comportamiento no es apropiado, por ello en este y en todos los casos de mal comportamiento, la mejor estrategia es educarlo desde muy pequeño señalándole firmemente las cosas que no debe hacer, por supuesto sin golpearlo ni amenazarlo.
Si es muy travieso pruebe decirle NO con mucha firmeza, y si prosigue en sus travesuras, es buena idea tener a mano una pistolita de agua para tirarle un chorrito cuando se porte mal. Es efectivo, y no le causará ningún daño.

Con cariño y paciencia hasta los gatitos más mal educados aprenden. Sea perseverante y repita muchas veces las mismas acciones para que el gato sepa que es lo correcto, no olvide premiarlo cuando se comporte bien, pero no lo mime demasiado porque aprenderá a hacer las cosas bien sólo si recibe un premio.

Tenga mucha paciencia y verá que su diablito se transformará en un ángel.
Hoy habia 1 visitantes (29 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=