Historias de Gatos - Toxoplasmosis
 

Principal
Contacto
Galeria de fotos
Leyes gatunas
Maternidad: mi gata va a ser mamá
Gatitos huérfanos
Madurez felina: los gatitos se transforman en gatos
Razas
Iniciar sesion
Salud del minino
=> Alimentación y gustos
=> Alimentación natural
=> Flores de bach
=> ¿Estara enfermo mi gato?
=> Cuidados del gato
=> Complejo respiratorio felino
=> Rabia
=> Leucemia
=> Peritonitis infecciosa
=> Tularemia
=> Babesiosis
=> Pasteurelosis
=> Yersiniosis
=> Psitacosis
=> Haemobartonelosis felina
=> Hipertiroidismo felino
=> Intoxicaciones
=> Sarna
=> Toxoplasmosis
=> Fracturas
Comportamiento
Otras cosas
Articulos

Toxoplasmosis

 

La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria que afecta a los felinos, es un parásito unicelular llamado Toxoplasma gondii, con amplia distribución mundial. Su importancia radica en el rango bastante amplio de especies que puede contagiar incluyendo a casi todos los animales de sangre caliente. El hombre es afectado en forma secundaria (huésped intermediario) no contagioso. La infección humana excepcionalmente ocasiona enfermedad significativa, excepto en caso de inmunodepresión marcada o en los estados prenatales. Se estima que el 60% de la población mundial tiene títulos positivos al Toxoplasma.

En el gato la única forma de contraer la enfermedad es ingiriendo carne cruda o mediante la predación en la caza de ratones, lauchas, pájaros, etc. Si bien es cierto que los felinos son sus reservorios naturales, controlar al gato por "peligroso" es una idea limitada o parcializada sobre el tema, ya que los humanos se contagian por muchas otras vías.

El mecanismo de contagio no pasa por el contacto directo de un ser humano con su gato sino con la materia fecal que contenga "quistes" (ooquistes) y hayan permanecido durante 5 días en condiciones apropiadas para que "maduren" (esporulación).

Toda mujer embarazada debe averiguar si tiene anticuerpos protectores. Si el resultado es negativo, deberá controlarse periodicamente y evitar las fuentes de contagio (verduras mal lavadas, carnes mal cocidas y contacto con materia fecal de gato de varios días).

Los felinos, únicos productores de ooquistes, son cruciales en la difusión del T. gondii, pero la contaminación ambiental sería el factor importante, porque los estudios no demostraron una asociación entre poseer o tocar un gato y un mayor riesgo de toxoplasmosis.

Ciertas medidas higiénicas reducen enormemente el riesgo de transmisión humana:

1.- Evitar que el gato obtenga presas (pájaros, ratones, etc.) o ingiera carne cruda.

2.- Cocine la carne hasta obtener una temperatura en el centro de la misma entre 82 a 85 grados centígrados.

3.- Limpieza del baño del animal por una persona no embarazada y desinfección de la bandeja sanitaria (medidas estándar de 50 cm x 30 cm) con agua caliente, adicionándole una medida de dos cucharadas soperas de lavandina y dejarla actuar durante quince minutos, posteriormente, enjuague con abundante agua.

4.- Empleo de guantes cuando se realizan tareas de jardinería en un suelo potencialmente contaminado.

5.- Lavado de manos, implementos y superficies después de manipular carne cruda.

6.- Evitar que los niños jueguen en areneros.

7.- Evitar tomar agua no tratada

8.- Controlar los insectos como las cucarachas porque diseminan esta enfermedad.

Hoy habia 1 visitantes (22 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=