Historias de Gatos - ¿Estara enfermo mi gato?
 

Principal
Contacto
Galeria de fotos
Leyes gatunas
Maternidad: mi gata va a ser mamá
Gatitos huérfanos
Madurez felina: los gatitos se transforman en gatos
Razas
Iniciar sesion
Salud del minino
=> Alimentación y gustos
=> Alimentación natural
=> Flores de bach
=> ¿Estara enfermo mi gato?
=> Cuidados del gato
=> Complejo respiratorio felino
=> Rabia
=> Leucemia
=> Peritonitis infecciosa
=> Tularemia
=> Babesiosis
=> Pasteurelosis
=> Yersiniosis
=> Psitacosis
=> Haemobartonelosis felina
=> Hipertiroidismo felino
=> Intoxicaciones
=> Sarna
=> Toxoplasmosis
=> Fracturas
Comportamiento
Otras cosas
Articulos

Estará enfermo mi gato?

Si los gatos hablaran, la detección temprana de enfermedades sería muchísimo más fácil, pero un buen amo puede detectar cuando algo anda mal con su mascota con sólo observar su comportamiento.
Hay síntomas que deben ser tomados muy en serio, pues son signo de que nuestro gato sufre de alguna enfermedad. Ante cualquiera e estos síntomas lo más acertado es acudir de inmediato al Veterinario.

Deshidratación:
Se presenta en gatos que no beben agua por prolongados períodos de tiempo (más de un día) y es un síntoma común en gatos muy enfermos. Se presenta, entre otros casos, en enfermedades del riñón, pulmonía, intoxicaciones y otras enfermedades graves. Se manifiesta con encías y nariz seca, mal aliento, decaimiento marcado y falta de elasticidad de la piel.

Pérdida del apetito:
Cuando los gatos se niegan a consumir cualquier tipo de alimento, aunque se trate de su golosina favorita, es síntoma de que algo anda mal. Si el minino pierde el apetito por menos de un día, bebe con normalidad y no está decaído, puede tratarse de un simple malestar estomacal, pero si no quiere jugar ni salir, su temperatura es superior a 39 grados y está más tranquilo, apático o somnoliento que de costumbre, acuda al Veterinario lo más pronto posible.

Fiebre:

Cuando el gato tiene fiebre, la mucosa nasal se le reseca, el pulso se le acelera, la respiración se muestra agitada y se observa un estado de inquietud y angustia general. Si el estado febril continúa, el gato se acuesta, se torna pesado, decaído, sus ojos están irritados y los mantiene semicerrados. Nunca administre analgésicos a los gatos sin consultar al Veterinario ya que muchos de ellos son tóxicos para ellos.
Un gato presenta fiebre cuando su temperatura es superior a los 39° C.

Estornudos:
Los gatos no sufren de alergias de tipo respiratorio, así que si su gato se pone a estornudar es porque algo le sucede.
Puede tratarse de un simple resfrío o de algo más grave como la rinotraqueitis, que si no se trata puede ser fatal. Por ello si su gato presenta este síntoma en forma reiterada y que no se le pasa en un día llévelo al Veterinario.

Abscesos:
Si su gato presenta abscesos (bolsas de pus) no intente reventárselos ni hacerle curaciones. Si se le revientan espontáneamente, limpie el pus con un algodón o gasa limpia y acuda al veterinario. No presione la herida ya que puede expandir la infección.
Los abscesos, sobre todo si son recurrentes, pueden ser síntoma de varias enfermedades graves, como la leucemia felina, la que se puede prevenir, pero no curar.

En general, los transtornos respiratorios se identifican porque el gato presenta estornudos persistentes, difultad para respirar, tos, secreciones de ojos y nariz y fiebre.

Los parásitos externos se identifican porque la mascota se rasca constantemente, se asea en exceso, se le cae el pelo y se encuentran rastros de picaduras en la piel y el pelaje.

En el caso de parásitos internos, el gato pierde peso y puede presentar lombrices en las heces o diarrea.

Si existen transtornos bucofaríngeos, nuestra mascota presentará encías inflamadas, babeo, pérdida de apetito y dificultad para comer.

Los problemas auditivos se detectan porque el gato presenta secreción de oídos o bultos tras la oreja, también se rasca con insistencia y ladea la cabeza.

En el caso de afecciones oculares, aparecen secreciones oculares, inflamación de párpados e hipersensibilidad a la luz.

Cualquiera de estos síntomas debe ser evaluado a la brevedad por un Veterinario.

Hoy habia 1 visitantes (7 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=